1win casinopin uplucky jet crash1 win kzpin up casino1win apostas1 winlucky jet1 win india1win lucky jetlucky jet onlinepin upmostbet kzmostbet kzmosbet casinoмостбет кз1win casinopinupmostbet casino kzmostbet kz1win lucky jetmostbet aviator1 winmosbetmosbet aviatormostbetparimatchpin up kzaviatormostbet casino1win aviatoraviatormostbet1win aviatorpin-uppin up india4rabet login1 winpin up4a bet4rabetmostbet1 winpinup kzlukyjetmostbetpinup az4rabetparimatch1winlucky jet

Guía para animadores

El Programa, diseñado para niños y niñas del nivel parvulario y del primer ciclo de educación básica, está dirigido a educadores de esos ciclos, quienes cumplen el rol de “animador/facilitador” del desarrollo de las experiencias de aprendizaje que aquí se proponen.

Al animador o animadora le corresponde facilitar la comunicación e intercambio entre los niños en torno a las temáticas que se abordan y promover un ambiente de interacciones favorable para la expresión y participación. Esto significa crear niveles de confianza y seguridad para que puedan expresarse, compartir sus vivencias y sentimientos, interactuar en grupo, escucharse, demostrar empatía con lo que sienten sus compañeros y compañeras.

Más que impartir o exponer contenidos, lo que se espera es que el o la docente, oriente el trabajo de sus alumnos, regule y estimule la participación sin presionar, formule preguntas en forma oportuna y pertinente para facilitar la reflexión, acoja a los niños y niñas en sus sentimientos, se incorpore al grupo, aportando con su experiencia. Con sus actitudes –sin descalificaciones ni juicios- enseña lo que significa aceptar y respetar a los demás, condición para sentirse parte del grupo.

Es a través de la animación siempre atenta al movimiento permanente entre el niño y los otros niños, el individuo y el grupo, la unicidad y la diversidad, que los niños y niñas van internalizando el concepto de diversidad. En todo momento, el animador o animadora debe destacar y reflejar al grupo las diferencias en opiniones, juicios, sentimientos, apreciaciones que existen entre ellos. También en el momento del cierre, frente a la pregunta ¿Qué descubrimos al hacer esta actividad? debe llamar la atención sobre las diferencias que surgieron, recalcando que solamente son diferencias, pero que eso no hace a nadie “mejor o peor” persona. 1

 

Síntesis de habilidades y tareas del animador o animadora

 

Las habilidades en juego son:

  • Tener una escucha atenta
  • Empatizar con los sentimientos de los niños y niñas, sin que eso signifique “hacerse cargo de ellos”
  • Validar lo que sienten y opinan los niños y niñas sin emitir juicios ni calificar
  • Contenerlos en momentos de aflicción
  • Dar espacio a la diferencia
  • Fomentar la autovaloración y el aprecio de sí mismos

La tarea del animador o animadora considera:

  • Crear un ambiente en que cada niño y niña se sienta que es querido y aceptado
  • Preocuparse de que todos participen y se escuchen entre sí
  • Guiar el desarrollo de la actividad para lograr los aprendizajes esperados
  • Señalar las distracciones y conductas que perjudican la convivencia y el diálogo, transformándolas en situaciones de aprendizaje

 


1 “Cada niño es único”, con derecho a ser “otro”: Cada niño/a tiene necesidad -y derecho- de ser reconocido como único y aceptado en su diferencia. Tiene su propia historia, su forma de pensar, su ideología y su corporalidad. Una relación y contexto donde cada uno es reconocido como quien realmente es, sienta las bases para relaciones seguras y de afecto, donde se aprenden a reconocer los límites entre uno y el otro, y se favorece el desarrollo de autoestima e identidad personal. El desafío es construir aulas donde este principio pueda vivenciarse en la cotidianidad de la convivencia”.
http://valoras.uc.cl/images/centro-recursos/docentes/RolDocente/Fichas/Vinculo-pedagogico-positivo.pdf

YA ESTÁN DISPONIBLES NUEVAS EXPERIENCIAS EDUCATIVAS
INGRESA AQUÍ